Seleccionar página

Cada vez hay más Coaches. Y cada vez más personas se animan a realizar un proceso de Coaching que las transforme y las ayude a crecer.

Especialmente, existe un sector importante de personas que desean mejores resultados en el ámbito profesional.

Y es que el trabajo ocupa un espacio importante en la vida de cualquier persona. Tanto en términos de tiempo, como de intensidad.

Por eso es importante que el trabajo suponga una fuente de motivación para ti, y no una carga de la que no sabes cómo librarte.

Descubre qué tiene que ver el Coaching Ejecutivo con todo esto.

1. QUÉ ES EL COACHING EJECUTIVO

El Coaching Ejecutivo no es otra cosa que un proceso de  Coaching individual aplicado al área profesional.

Lo que lo diferencia del Coaching Personal es que se trabaja un objetivo profesional.

Esto hace que ambos tipos de Coaching puedan ser muy diferentes, aunque la base sea la misma.

Lo que no significa que no se traten temas personales, ya que como siempre digo, las personas somos un todo. Lo que provoca que en ocasiones, para mejorar en tu trabajo debas trabajar ciertas áreas personales que te están afectando profesionalmente.

No existen dos procesos de Coaching iguales.

2. ¿A QUIÉN VA DIRIGIDO EL COACHING EJECUTIVO?

El Coaching Ejecutivo va dirigido a todos aquellos que desean mejorar sus resultados profesionales y conseguir altas cotas de desempeño laboral.

Cualquier trabajador puede llevar a cabo un proceso de Coaching para mejorar sus resultados laborales. No obstante, dentro de este conjunto de personas interesadas en progresar profesionalmente, existen 3 grandes grupos.

2.1. EMPRENDEDORES

Si te has planteado dar el paso de emprender, seguro que te has encontrado con un montón de creencias limitantes y bloqueos. Esto puede acabar provocando que abandones la idea antes de ponerla en marcha.

Si existe alguien que precisa de tener un objetivo claro y un plan de acción que le motive a dar pasos en la dirección correcta, ese es un emprendedor.

Es por ello que el Coaching ejecutivo resulta especialmente útil para aquellas personas que desean emprender, pero aún no se han puesto manos a la obra.

2.2. EMPRENDEDORES Y EMPRESARIOS QUE QUIEREN LLEVAR SU NEGOCIO AL SIGUIENTE NIVEL

Si tienes un proyecto en marcha, esto te interesa.

En este caso, los bloqueos pueden ser muy diferentes a los de la persona que aún no se ha lanzado a emprender.

Cuestiones como identificar áreas de mejora, delegar o conciliar tu vida personal y laboral son cruciales en esta etapa.

El Coaching Ejecutivo abrirá un espacio para todas estas cuestiones y te permitirá fijar prioridades y dar a tu negocio el impulso que necesita.

2.3. DIRECTIVOS Y TRABAJADORES POR CUENTA AJENA

Tradicionalmente, el Coaching ejecutivo ha sido una metodología que se aplicaba a directivos y mandos superiores. Sin embargo, cada vez es más común aplicarla a cualquier trabajador.

En este caso, pueden darse 2 situaciones:

1. Que tú como trabajador decidas llevar a cabo un proceso de Coaching Ejecutivo por tu cuenta.

2. O que tu empresa decida contratar estos servicios para alguno, o todos sus empleados.

3. LOS #6 BENEFICIOS QUE APORTA EL COACHING EJECUTIVO

Los beneficios del Coaching son innumerables, y en ocasiones, impredecibles. Ya que se trata de un proceso transformador integral donde todas las áreas de la vida del coachee pueden verse mejoradas.

No obstante, estos son 6 de los beneficios más comunes que experimentan las personas que llevan a cabo un Proceso de Coaching Ejecutivo.

3.1. #1 DESARROLLO DE TUS CAPACIDADES Y FORTALEZAS

Uno de los principales objetivos del Coaching es el de sacar el máximo potencial de las personas. Por eso el desarrollo de las propias capacidades y fortalezas del coachee es una parte fundamental del proceso.

Serás consciente de en qué eres bueno, qué se te da bien y con qué disfrutas trabajando.

Esto te permitirá mejorar en aquellas áreas en las que puedes marcar la diferencia.

3.2. #2 GANAR EFICIENCIA

Eficiencia es conseguir los mejores resultados posibles con el menor uso de recursos disponibles.

¿Quién no quiere ser eficiente?

El Coaching te ayuda a fijar prioridades y en base a ello, decidir en qué vas a invertir tus recursos y en qué no.

Además, un proceso de Coaching hace que la mejora continua esté siempre presente, lo que te permitirá realizar continuos ajustes con los que ganarás eficiencia.

Lo mejor de todo es que estas prácticas pasarán a formar parte de ti y las seguirás aplicando una vez que el proceso haya terminado.

3.3. #3 DISFRUTAR MÁS DE TU TRABAJO

La falta de objetivos, el estrés, el ritmo frenético del día a día, la falta de eficiencia, la mala gestión del tiempo y un sin fin de cuestiones más, están haciendo que no disfrutes de tu trabajo.

Son este tipo de cuestiones las que con mayor frecuencia se tratan en el Coaching Ejecutivo. Consiguiendo una mejora notable que se refleja en todas las áreas de la vida del cliente.

3.4. #4 TOMAR BUENAS DECISIONES

No me extrañaría que la toma de decisiones fuese una de las cuestiones que más te traigan de cabeza.

Vivimos en una cultura en la que los errores están mal vistos y donde es muy común huir del fracaso, sin caer en la cuenta de que huir del fracaso es huir también del éxito.

La toma de decisiones es uno de los aspectos que más marcan la diferencia en el ámbito laboral.

De manera que si siempre procrastinas este asunto estás perdiendo oportunidades y aumentando tu estrés de manera constante.

3.5. #5 GANAR CONFIANZA EN TI MISMO

Para crecer como profesional, la confianza en ti mismo es innegociable.

El Coaching siempre busca la autonomía del coachee. Lo que unido al autoconocimiento y el desarrollo de tus fortalezas, conseguirás aumentar la confianza en ti mismo de manera inevitable.

3.6. #6 ARRIESGAR MÁS POR AQUELLO QUE QUIERES

Como ya he comentado, el Coaching te ayuda a fijar tus prioridades. Esto hace que te des cuenta de aquellos aspectos que, realmente, son más importantes para ti.

Lo que junto a la fijación de objetivos hace que des el todo por el todo para avanzar hacia tu meta.

Dejas de ir con el freno de mano puesto, para poner toda la carne en el asador y centrarte en aquello que quieres.

4. CONSECUENCIAS DE INVERTIR EN TU DESARROLLO PROFESIONAL

Ya has visto de manera resumida los principales beneficios que tiene llevar a cabo un proceso de Coaching Ejecutivo para tu desarrollo profesional.

Pero… ¿Cuáles son las consecuencias de estos beneficios?

Veamos 11 de ellas:

1. Alto rendimiento.

2. Consecución de metas.

3. Mejora de los rendimientos de la empresa.

4. Mejora de las relaciones en el área de trabajo.

5. Mejora de la comunicación.

6. Liderazgo y desarrollo de proyectos.

7. Mejora en la gestión de los recursos.

8. Desarrollo de competencias y actitudes.

9. Conciliación de la vida laboral y personal.

10. Mejora en la gestión del tiempo.

11. Mejora en la gestión del cambio.

Como ves, esta herramienta provoca una mejora integral del coachee como profesional.

5. CUÁNDO ES BUENA IDEA CONTRATAR A UN COACH EJECUTIVO

Puede que estés pensando que todo esto está muy bien, pero no sabes si, realmente, este es el momento idóneo para contratar un Coach.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el momento perfecto no existe para nada que quieras hacer.

Si tus padres y los míos hubiesen esperado el momento perfecto para tener hijos, puedo asegurarte que tú y yo no estaríamos aquí.

De manera que si quieres mejorar en alguno de los aspectos mencionados a lo largo del post ya tienes motivos para contratar un coach ejecutivo.

No busques el momento perfecto para hacer algo, pregúntate qué motivos tienes para hacerlo.

Espero que este post te haya ayudado a resolver tus dudas.

Si estás interesado/a en llevar a cabo un proceso de Coaching puedes pasarte por aquí.