Seleccionar página

Si has llegado a este post es posible que acabes de terminar tus estudios, quieras reincorporarte al mercado laboral o simplemente te quedaste sin trabajo y estás buscando otro.

Ya has retocado tu CV, has seguido los consejos del INEM, te has apuntado a diferentes ofertas de infojobs en las que compites con otras 500 personas, y tus amigos y familiares están al tanto de que estás buscando trabajo.

Pese a todos tus esfuerzos, los únicos resultados que obtienes vienen de la mano de empresas que quieren que seas su comercial, que vendas productos de los que jamás has oído hablar, que pares a la gente por la calle, o peor aún, que vayas a sus casas a venderles algo.

¡AH! Y un detalle más, que te des de alta como autónomo.

Por supuesto, esto lo adornan con mucha clase en su oferta de empleo con frases del tipo: “Si quieres trabajar en un equipo joven y dinámico”, “Si quieres formar parte de una empresa con gran promoción interna”, “si quieres disfrutar de horarios flexibles”… ¿Cómo no vas a tener horarios flexibles si eres autónomo?

Mi recomendación es que te informes antes de tomar una decisión y te asegures de que la empresa no sobrepasa la delgada línea que hay entre trabajar como TRADE y trabajar como falso autónomo.

Yo misma he participado en procesos de selección de estas características. Donde se aprovechan de jóvenes con ganas de trabajar a los que ofrecen empleos que rozan la inmoralidad y otros que la sobrepasan con todo el descaro del mundo.

Si no tienes claros tus valores como ciudadano, o no profundizas en el tema, puedes acabar aceptando trabajos en los que no te sientes satisfecho, por no estar alineados con tus objetivos, ni con tus valores.

¡BIENVENIDO AL SIGLO XXI!

El siglo XX junto con las pesetas y lo analógico quedó atrás. Es importante que entiendas esto ya que buscar trabajo en el siglo XXI, no es lo mismo que buscarlo en el siglo XX.

Y este es el verdadero motivo de por qué no encuentras trabajo. Tan simple como que los métodos que empleas no están actualizados.

Puede que estés pensando que eso no es del todo cierto, que usas infojobs y eso en el siglo XX no existía. Es cierto, si buscas trabajo por internet no vas por mal camino. Aunque te cueste creerlo, aún hay personas que no usan internet para ello.

Sin embargo, usar cualquier portal de empleo online no es suficiente.

Vivir en el siglo XXI no solo significa tener un Smartphone en el bolsillo, significa también que los procesos están cambiando, la forma de vida está cambiando, las empresas están cambiando y tú sigues mandando CVs como hace 30 años.

Y la verdad es que todos seguimos relacionando la búsqueda de empleo con enviar CVs. Esto no es algo malo, lo que ocurre es que en pleno siglo XXI no es suficiente.

Voy a ponerte un ejemplo:

“Sonia tiene 26 años, es graduada en economía con una media de 8.5, cuenta con una máster en marketing para PYMES y su nivel de inglés es medio-alto”.

Si Sonia viviese en el año 1985, le bastaría con mandar unas decenas de CVs para encontrar trabajo relacionado con su perfil.

En pleno 2017 la situación a la que se enfrenta una persona con este perfil (y muchos otros, este es solo un ejemplo) es muy distinta. Resulta complicado, para una persona como Sonia, encontrar trabajo acorde con su formación mandando CVs a diestro y siniestro.

¿POR QUÉ AHORA ES MÁS DIFÍCIL ENCONTRAR TRABAJO?

Esto no es del todo cierto. Cuando hablamos de encontrar trabajo nos referimos a ganarnos la vida de una manera u otra. El problema es que por razones culturales relacionamos el ganarnos la vida con el trabajo por cuenta ajena, cuando esta no es la única opción.

Hoy es más fácil que nunca ganarse la vida. Hoy una persona puede hacerse rica desde su casa con conexión a internet. Abriendo un canal de youtube, inventando una nueva aplicación o creando una nueva red social. Algo inimaginable hace tan solo 30 años.

No digo que hacerlo sea fácil, ni que pueda conseguirse de la noche a la mañana, simplemente señalo que son opciones que nuestros abuelos no tenían.

El problema no está tanto en la dificultad, como en el cambio de paradigma. Los humanos por naturaleza somos reacios al cambio y reacios a salirnos de la zona de confort, y son estos dos aspectos los que pueden ayudarte a ganarte la vida en el siglo XXI.

¿QUÉ DEBES HACER PARA ENCONTRAR TRABAJO?

Ahora que ya sabes que el motivo por el que no encuentras trabajo es  porque el mercado laboral ha cambiado, y como consecuencia, las técnicas de búsqueda de empleo deben renovarse, te estarás preguntando qué es lo que debes hacer.

Voy a contarte los 4 elementos que considero esenciales para ganarse la vida en el siglo XXI y que son, como no podía ser de otra manera, los que yo misma estoy aplicando.

1. ANALIZARTE

Quien dice analizarte, dice conocerte a ti mismo. Y cuando digo conocerte a ti mismo no me refiero a tu nombre o tus estudios. Me refiero a saber qué es lo que te gusta, lo que te motiva, lo que te entusiasma, aquello que haces de buena gana y pasa el tiempo sin darte cuenta. Aquello sobre lo que siempre estás dispuesto a aprender.

Ya sé que puede que pienses que nadie va a pagarte por ello, que no es un trabajo serio o simplemente te da vergüenza hasta decirlo en alto. Pero este es solo el primero de los cuatro puntos, ya veremos más adelante si es un disparate o no, pero no quiero que te autocensures antes de empezar.

Reflexiona y da con aquello que te sientes cómodo, que está alineado con tus valores y tus objetivos.

Puedes aprender más sobre crear tu propósito en este artículo.

2. APORTAR VALOR

Este segundo punto es clave. Aquello que tanto te gusta hacer debe poder aportar valor a los demás. De no ser así, me temo que no pasará de la categoría de hobbie.

Pero de nuevo te digo, no tires la toalla antes de tiempo, realmente ¿No hay nadie interesado en aquello que te gusta hacer? ¿No hay nadie que se esté ganando la vida con ello?

La ventaja que tiene internet es que puedes comenzar a mostrar al mundo tu trabajo a coste 0 y recibir el feedback de otras personas. En muchos casos, esto no es solo una ventaja, sino un deber.

Tu canal de youtube o tu blog, puede ser tu mejor currículum, ya que no solo enumeras los títulos que posees, sino que muestras lo que sabes al mundo. ¿Qué es mejor, tener un título de escritura creativa, o un libro escrito donde plasmes con tu toque personal lo que sabes? El título lo tienen todas las personas que hagan ese curso, tu toque personal solo tú. No soy la única que lo piensa.

Hay gente a la que le gusta ir al gimnasio, leer sobre pesas, fitness y nutrición. Aparentemente nadie te va a pagar por levantar pesas, sin embargo, son varios los youtubers que han monetizado este hobbie y a día de hoy viven muy bien de su canal de youtube. En muchos casos estas personas tienen miles de seguidores. Un claro ejemplo de que están aportando valor.

Pero en el ejemplo anterior, no solo es posible ser youtuber, también puedes montar un gimnasio o ser entrenador personal, lo importante a estas alturas es tener en cuenta el punto 3.

3. DIFERENCIARTE

Como he dicho, los humanos somos reacios a salirnos de la manada, esto tiene su lógica, ya que como estamos viendo, la forma de vivir ha cambiado radicalmente en los últimos milenios. Sin embargo, nuestro cerebro sigue en el paleolítico, donde salirte de la manada disparaba las probabilidades de morir.

Hoy en día pasa lo contrario, si no te diferencias, quizás no acabes muerto, pero si arruinado o con problemas financieros.

Imagina que vas a comprarte un móvil y todos los terminales son idénticos. Mismas funcionalidades, mismo diseño, mismas características técnicas. Comprar a la empresa A o a la empresa B sería cuestión de echarlo a suertes.

No caigas en el error de creer que esto solo se aplica a las empresas. Si no te diferencias, a cualquier compañía le dará igual contratarte a ti, que al siguiente candidato.

Si cada persona es diferente, si cada uno tenemos nuestro ADN, nuestros gustos, nuestras habilidades ¿Por qué somos tan reacios a aplicar esto a nuestra profesión?

De nuevo internet te ofrece muchas oportunidades:

¿A cuanta gente conoces que tiene currículum? ¿Y que tiene un canal de youtube con 500 visitas diarias? ¿A quién contratarías antes para dar clases de yoga en tu gimnasio, a una profesora con un título y 5 años de experiencia, o a una profesora con título y un canal de youtube con videos que superan las 20.000 visitas?

¿Quién se está diferenciando? ¿Quién está trabajando su marca personal?

4. PLAN DE ACCIÓN

Una vez te hayas parado a reflexionar sobre lo que te gusta, sobre cómo conseguir aportar valor con ello siendo diferente al resto de opciones, debes crear una hoja de ruta.

La hoja de ruta puede ser muy diferente para cada persona.

Mientras que para uno puede ser acabar la carrera y hacer un máster en esa especialización que tanto le gusta, para otro puede ser dejar la universidad y ponerse a trabajar en su proyecto, y para otro montar un negocio online que le permita trabajar desde cualquier parte del mundo.

Seguir tu propia hoja de ruta te va a resultar incómodo al principio, ya que lleva consigo salir de tu zona de confort y tomar decisiones.

Todos sabemos que lo más cómodo al acabar la carrera es seguir estudiando, o lo que es lo mismo, seguir en nuestra zona de confort, sobre todo si se trata de empezar un máster u otra formación reglada.

Sin embargo, debes asegurarte de que ese es el mejor camino para alcanzar tu propósito, de lo contrario, rectifica cuanto antes y asegúrate de que tus pasos te acercan a tu meta.

CONCLUSIONES

Antes de seguir mandando CVs a diestro y siniestro, merece la pena que inviertas un tiempo en:

  1. Averiguar lo que quieres.
  2. Analizar la forma de aportar valor al mundo con aquello que te gusta.
  3. Pensar en cómo puedes diferenciarte del resto.
  4. Y trazar una hoja de ruta hacia tu objetivo.

Tener presente estos cuatro puntos en tu búsqueda de empleo, o mejor aún en tu forma de ganarte la vida, te va a permitir enfocarte en aquello que para ti es importante. Como empezar ese proyecto que tienes en mente o conseguir ese puesto al que aspiras.

A lo mejor, para optar a ese puesto, necesitas hacer un curso, quizás sea más importante empezar a ganar experiencia o, tal vez, lo más inteligente sea crear tú mismo la forma de ganarte la vida haciendo aquello que te gusta.

¡COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES

O MÁNDASELO A ESE AMIGO QUE ESTÁ BUSCANDO TRABAJO!