Seleccionar página

Salir de la zona de confort. ¿Te suena esta frase?

Después de escribir 2 posts sobre la zona de confort: “¿Es malo estar en la zona de confort?” y “Cómo salir de tu zona de confort puede ayudarte a conseguir tus objetivos”, sentía que aún faltaba algo para terminar de animarte a salir de ella cada vez que sientas ese impulso.

Y lo que faltaba era un poco de realidad. Que personas acostumbradas a salir de su zona de confort te cuenten cómo es su relación con ella, lo que han conseguido estando en su zona de expansión y los consejos que te dan al respecto.

En este post te traigo el testimonio de 11 + 1 bloggers de éxito que supondrán el empuje necesario para lanzarte a hacer aquello que quieres.

¡Vamos allá!

1. MARIA MIKHAILOVA

María Mikhailova se dedica al Coaching estratégico y escribe en su web mariamikhailova.com

“Mis clientes dicen que tengo el don de convertir el caos que tienes en tu cabeza en un puzzle perfecto donde todo encaja. Mi misión como coach es ayudarte a salir del estancamiento vital, descubrir lo que te hace única y emprender a través de tu pasión, a tu ritmo, de manera sencilla y siendo fiel a ti misma”

1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

La zona de confort es la incómoda comodidad en la que te instalas, la que detestas y te hace infeliz pero no te duele lo suficiente para salir de ahí.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

He tenido que salir totalmente de mi zona de confort desde el principio, sin ello no habría sido posible mi cambio personal ni profesional. Lo he pasado muy mal y me he resistido con todas mis fuerzas, pero eran más fuertes mis ganas de dejar huella con mi trabajo.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Los recursos internos fue el autoconocimiento, herramientas y ejercicios de Coaching, PNL, Inteligencia Emocional… Sin todo esto no habría sido posible el cambio. Los recursos externos fue el apoyo de personas cercanas como mi marido, así como el contar con un coach que me guiara en este proceso de crecimiento.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Mi zona de confort actualmente va creciendo sin parar. Cada día estoy saliendo un poquito más de esta zona. De hecho me he acostumbrado mucho a salir de ella, de modo que me he reconciliado con esas salidas y me parece algo natural hacerlo con frecuencia.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

El consejo que podría darle es que se tome en serio su autoconocimiento y crecimiento personal. Sin las herramientas como el coaching o inteligencia emocional uno no siempre encuentra fuerzas en sí mismo para dar el paso. Aunque lo más acertado sería decir que contratase a un buen coach que le guiase en este proceso de tú a tú. Muchas veces no podemos hacerlo solos porque nos autosaboteamos, por ello necesitamos ese empujoncito extra de alguien que ya haya pasado por lo mismo y tenga las herramientas adecuadas para ayudarnos.

2. ANTONIO G

Antonio G es un granadino de 29 años, enamorado de la trompeta y del estilo de vida “vivir viajando como nómada digital”.

Un tío que decidió lanzar su blog Inteligencia Viajera el 2 de febrero de 2015 para vivir de él, convirtiéndolo en un negocio online rentable que ayude a miles de personas y poder cumplir su sueño: visitar todos los países del mundo sin fechas ni ataduras.

(Estoy enganchadísima a sus informes mensuales ¡Lo cuenta todo!)

1.¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

La definiría – más que como un ámbito físico o psicológico – como una sensación emocional que sientes siempre que estás incómodo con algo o cuando alguna situación te produce rechazo.
En cuanto estás sintiendo esto es que algo es nuevo o algo anda mal y tienes que poner en marcha tu creatividad para intentar salir de esa nueva situación lo más airoso posible.

2. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Sí. Tuve que salir de mi zona de confort haciendo cosas de las que no tenía ni idea como por ejemplo: aprender wordpress, crear el blog, ponerme en contacto con personas que no conocía de nada a través del método on line, pasar vergüenza grabando vídeos.
Gracias a todas las veces que he salido de mi zona de confort puedo decir que estoy hoy dónde estoy.

3. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Más que herramientas físicas, han sido aprendizajes: blogs que me han ayudado a adquirir nuevas habilidades, información, perder la vergüenza y, en definitiva, una mentalidad de éxito que es fundamental.

4. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

En la actualidad vivo fuera de mi zona de confort prácticamente cada día bien porque estoy probando una nueva comida, conociendo a una nueva persona, visitando un nuevo país, aprendiendo a decir hola o gracias en un nuevo idioma, etc.

Cambiar de país cada 3 o 4 semanas y de ciudad todas las semanas me obliga a salir de mi zona continuamente.

Si a esto le añadimos la parte profesional en la que continuamente debo aprender sobre nuevo software, puedo decir que estoy fuera de mi zona de confort continuamente.

5. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Mi consejo es que lean este post para realmente atreverse a hacer algo con su vida sin esperar más. Lo que haría después de leerlo sería comenzar un blog sobre lo que realmente les apasiona.

3. BEATRIZ CAMPOÓ

Beatriz Campoó es Terapeuta Transpersonal, Coach de Intervención Estratégica y Técnico Profesional en Coaching Personal, entre otras cosas.

¿Por qué creó su blog Vive con Pasión?

“Porque amo la VIDA. Porque soy una enamorada de la VIDA y del camino del corazón. ¿Vida o VIDA? ¿Por qué lo escribo con mayúsculas? Para mí, hay una gran diferencia entre ambas.”

1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

Zona de confort: es esa zona en la que te encuentras cuando no pasa nada, cuando no tienes fracasos ni nada que te altera, pero tampoco éxitos ni crecimiento.

2. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Claro que sí, y lo sigo haciendo continuamente…, aunque me queda mucho camino por recorrer.  Siempre he sido una persona muy tímida y exponerme como lo estoy haciendo ahora, era algo impensable para mí.

Fíjate hasta qué punto era tímida, que en mi colegio me escogieron delegada por mi buen expediente, pero me echaron porque no me atrevía a hablar con los profesores. Me preparaba un discurso elocuente y convincente en mi habitación con mis muñecos enfrente de espectadores, pero llegaba el momento de actuar y sentía un miedo atroz que me paralizaba…  Y eso no me ha sucedido solamente en ese momento, sino en muchos en mi vida. Aun sabiendo lo que tenía que decir o hacer, habiéndolo practicado, llegaba el momento clave y no podía dar el 100% de lo que yo tenía dentro y sabía que podía dar.

El hecho de tener personas enfrente que me puedan juzgar me ha impresionado mucho, me alteraba, me generaba nervios y ansiedad y yo misma me he limitado y he jugado a ser pequeña por esta razón. Así que uno se va quedando en su zona de confort porque así estás tranquilo…, pero entonces aparece la frustración, aparecen esas demandas internas que te piden más, aparece tu alma anhelando y empujándote a que hagas determinadas cosas…y llega un punto que no te queda otra.  Incluso el propio cuerpo te obliga a ello con sus mensajes.  A mí me sucedió con la ansiedad.

Así con todo ese miedo “encima”, mira si he tenido que salir de mi zona de confort para llegar a día de hoy.

3.   ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Woow…, difícil pregunta.

Es un compendio de muchas cosas. Libros, cursos, talleres, ejemplos de otras personas que hacen lo que tú quieres, trabajo interior continúo, un empuje de algo más grande que tú hacia tu misión de vida…

Pero sobre todo, PASAR A LA ACCIÓN. Si algo he aprendido es que haciendo, actuando, dando pasos, haciendo con miedo, con complejos, con tus sentimientos de inferioridad, con tus sentimientos de no merecer, con tus sentimientos de fraude y todo lo que se te ocurra…, haciendo aun con todo eso…es como se avanza, como se sale, y como tu zona de confort se va ampliando.

Y CAMBIAR EL FOCO. Vivimos con un foco continuo en nosotros mismos, nos importa mucho lo que los demás digan de nosotros…y por eso “sufrimos”.  Cuando dejas de tener ese foco hacia ti, foco que nos deslumbra muchas veces…y empiezas a girar ese foco hacia los demás…, todo cambia. Muchos de tus miedos se desvanecen porque ya no hay un yo que quiera impresionar, quedar bien, ser “guay”, etc…

Cambiar el foco y pasar a la acción ha sido clave para poder salir de la zona de confort.

4.    ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Cada día trato de alejarme un poco más de ella. Voy dando pasos que impliquen crecimiento, avance y sinceramente es muy satisfactorio. Ver que empiezan a pasar cosas en tu vida, que hay movimiento, que creces y contribuyes merece realmente la pena.

Mismamente yo no estaría contestándote a estas preguntas si no hubiera lanzado mi web Vive con Pasión y si no me hubiera expuesto.

Como te comentaba antes, me queda mucho camino por recorrer, pero no me importa, también he recorrido ya otro tanto. Parece que siempre miramos hacia delante, todo lo que nos queda…, pero de vez en cuando, hay que echar la vista atrás, y ver todo lo que se ha avanzado y recorrido ya.

La zona de confort es la zona de muerte en vida. Yo ya no quiero estar ahí. Me gusta tener PAZ en mi vida, eso sí, pero ahora sé que eso no está reñido con estar fuera de la zona de confort. Es más, tienes más PAZ contigo mismo cuando aun arriesgándote y sintiendo miedo  haces lo que has venido a hacer aquí y te permites ser tú.

Antes tenía asociado mucho placer a estar en la zona de confort gracias a esos mecanismos internos de autoengaño que tenemos para no sufrir.  Mis diálogos eran: si aquí estoy bien, si en realidad todo está en paz, todo llegará, muy poquito a poco, ya vendrán las cosas….  Pero nunca pasaba nada, porque solo es desde la acción y el salir de esa zona cuando empiezan a pasar cosas realmente interesantes.

Yo no digo que haya que empezar una carrera sin fondo de estrés, riesgo, ambición, etc…, pero sí crecer, avanzar, mejorar y poner pasión a la vida.

5.    ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Que solo se vive una vez. Que en el mejor de los casos en 30, 40, 50 años estaremos muertos. El peor de nuestros males es que vivimos como si nunca fuéramos a morir, y en realidad, es la única certeza que tenemos. Y encima no sabemos cuándo. Puede ser mañana o pasado.

¿Qué dolor es mejor, el del crecimiento y riesgo por haber ido tras tus sueños o el del arrepentimiento cuando llegue tu lecho de muerte y no haberlo intentado?

¿Qué vas a tener miedo y que salir de la zona de confort cuesta y duele? SÍ. Pero merece la pena. Ahí es cuando empiezan a pasar cosas y la magia llega. ¡No hay nada que perder y mucho que ganar! ¿Para qué reservarnos? ¿Para qué reservar todo eso que llevamos dentro?

4. ERNESTO ORTIZ

Ayuda a profesionales del desarrollo personal a escribir textos estratégicos para atraer, seducir y convencer a los clientes.

“La mayoría de coaches, psicólogos y nutricionistas no consiguen diferenciarse de su competencia en Internet. Por eso les enseño técnicas de escritura persuasiva para que comuniquen su oferta desde sus propios valores como marca.”

Puedes encontrarle en Ernestoortiz.es

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

Para mí es el conjunto acciones, pensamientos y situaciones rutinarias que vives cada día con comodidad y sin ningún tipo de miedo.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Por supuesto, muchas veces. Es necesario para crecer, avanzar en la vida y lanzarte a por tus objetivos.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

He leído bastante sobre desarrollo personal y tengo la suerte de trabajar con varios profesionales en esta materia. Al final lo que cuenta es el “por qué”. Si tienes una motivación que te empuja a superar tus miedos, todos es mucho más fácil.

También es bueno recordarnos a nosotros mismos que somos humanos, que tenemos miedos y debemos aceptarlos. Si sale mal la primera vez, no pasa absolutamente nada. ¡A seguir intentándolo!

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Salir de la zona de confort es un “trabajo” de por vida. Siempre tenemos miedo al cambio, pero cambiar significa crecer. Debemos experimentar nuevas situaciones en las que nos sentimos incómodos para poder desarrollar todas nuestras facetas humanas.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Que piense en lo que va a perder si no lo intenta.

5. ALBERTO BLÁZQUEZ

Alberto Blázquez es el creador de ABCoach, una plataforma digital dónde:

comparto todos mis conocimiento y experiencias para que logres reinventarte como persona y hagas de tu pasión tu estilo de vida.”

Para llegar a donde está se ha especializado en disciplinas como la PNL, Inteligencia emocional y Coaching profesional. Pilares fundamentales le sirvieron para especializarse y hacer despegar su negocio.

1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

La zona de confort es el lugar donde se encuentran tus comportamientos, hábitos, actitudes, formas de proceder y todo aquello con lo que te relacionas que te hace sentir cómodo y seguro.

2.Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Constantemente y sin parar, tanto a nivel personal como profesional. Recuerdo que al inicio me daban miedo muchas cosas y me hacían sentir muy incómodo, pero con el tiempo se ha vuelto en una clase de juego emocionante y cuando estoy mucho tiempo parado sin darle un azote a mi comodidad empiezo a sentirme un poco desencantado. Esto no quiere decir que no me incomoden las cosas, me dan miedo muchas cosas pero ahora intento hacerlas igualmente.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Siempre me ayudó adquirir conocimiento nuevo que me diese puntos de vista diferentes, eso lo aprendí muchísimo a través de la lectura y a través del modelado (que es básicamente observar a los que admiras e intentar integrar en ti lo que es valioso de ellos). También contar hacia atrás durante 5 segundos, cuando algo me incomodaba pues en vez de estar absorto en mis pensamientos me ponía a contar y lo hacía igualmente. 5,4,3,2,1… ¡Acción!

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Me gusta disfrutarla y relajarme en ella, pero no dormirme en los laureles. Actualmente mi zona de confort es más amplia que hace algunos años por lo que me siento más libre.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Que si no corre riesgo su integridad física ni va haber daños graves reales (lesión, enfermedad, cosas desastrosas, etc..) que se lance y lo haga sin pensarlo mucho. El “músculo” de la valentía hay que entrenarlo y solo uno se vuelve más valiente cuando decide que ha de ser valiente. sgo por haber ido tras tus sueños o el del arrepentimiento cuando llegue tu lecho de muerte y no haberlo intentado? ¿Qué vas a tener miedo y que salir de la zona de confort cuesta y duele? SÍ. Pero merece la pena. Ahí es cuando empiezan a pasar cosas y la magia llega. ¡No hay nada que perder y mucho que ganar! ¿Para qué reservarnos? ¿Para qué reservar todo eso que llevamos dentro?

6. EUGE OLLER

Sus padres le llevaron a un colegio de habla inglesa, algo que les agradece constantemente, ya que le permitió acceder al conocimiento de libros, películas y vídeos anglosajonas.

Tras varias experiencias empresariales, en 2016 se trasladó a Elche persiguiendo uno de sus proyectos.

Puedes averiguar más sobre él en eugeoller.com

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

Seductora y amigable pero a la vez tóxica a largo plazo.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Si muchas veces, tanto por voluntad propia, como sin querer. Las veces que he llegado sin querer me han parecido horribles al principio, pero las más potentes a largo plazo.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Las primeras veces fueron situaciones en las que toque fondo y no me quedaba otra y las demás a base de forzarme. No ha de ser una salida de confort fuera de lo normal, puede ser un pequeño esfuerzo diario.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Ahora mismo estoy en una zona cómoda, pero siempre estoy planeando en formas para salir de ella.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

No le des tantas vueltas, no tienes porqué hacer algo que te intimide muchísimo, piensa en algo que te de algo de miedo e intenta hacerlo.
Yo siempre digo que intentes mejorar un 1% al día.

7. MIRIAM MARTÍN

Míriam es Psicóloga, Coach y especialista en Pnl e Hipnosis clínica.

“Actualmente paso consulta presencial en Madrid y online en el resto del mundo, además soy socia fundadora de una asociación de ludopatía sin ánimo de lucro (Alya) y ejerzo como psicóloga en ella.”

Su blog es psicorumbo.com

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

La zona de confort es esa parcela del mundo en la que te sientes seguro actuando con las habilidades que tienes actualmente. Te encuentras cómodo en ella ya que puedes convivir con tus miedos e inseguridades sin necesidad de hacerles frente.

  1.    Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Sí, mucho, muchas veces  y aún lo hago casi a diario. Al principio me daba vergüenza incluso decir que tenía un blog de psicología, pensaba que había muchas personas a las que no les iba a gustar lo que escribía o que iban a considerar que estaba perdiendo el tiempo.

Poco a poco me he ido exponiendo a uno de los mayores miedos que solemos tener los seres humanos “el miedo al rechazo, el miedo al fracaso” y he aprendido dos grandes lecciones:

– Haga lo que haga siempre va a haber gente a la que le va gustar y gente a la que no.

– La única forma de no arriesgarse a fracasar es no intentándolo.

Peo ¿Acaso alguien dijo que hubiera que gustarle a todo el mundo? O… ¿Acaso no tenemos todo el derecho del mundo a luchar por lo que queremos, aunque fracasemos una y mil veces?

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Lo que más me ha ayudado a conseguir mis objetivos ha sido tratar de ser coherente mis valores.

Ser coherentes con tus valores no es absoluto sencillo, pero cuando lo consigues y atraviesas todos los charcos de m*** que te vas a encontrar en el camino alcanzas un estado bastante estable de felicidad

Respecto a recursos externos quiero destacar la información. Cuando quieres lograr un objetivo muchas veces no sabes cómo llegar a él así que tienes que formarte para ello. Cuanta más información tengas menos tiempo y dolores de cabeza te va a costar llegar a tus objetivos.

Así que no dudes en revolver las bibliotecas, interrogar a Google, apuntarte a cursos de formación y por qué no ponerte en contactos con otras personas que han conseguido tus objetivos antes que tú y preguntarles cómo lo han hecho.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Creo que tengo una relación muy sana con ella. Disfrutamos tanto de estar juntas tano como de estar separadas. Entendemos que cada una necesita su espacio y no nos aterra separarnos durante algún tiempo.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

En los últimos años ha nacido en internet un movimiento revolucionario que te invita a toda costa a maximizar tu desarrollo personal, a hacer de tu vida algo grande y a no limitarte a ser una persona común que pasa por el mundo sin pena ni gloria.

Y aunque comulgo al 100% con este movimiento también revindico el derecho que tiene cada uno de hacer con su vida lo que realmente quiera. Así que, si tú quieres permanecer en tu zona de confort, tienes todo el derecho del mundo a hacerlo ¿Acaso es malo estar cómodo? Como todo en esta vida tiene su parte positiva y su parte negativa.

Por lo tanto tú y solo tú puedes decidir si quieres salir de ella o si por el contrario te apetece quedarte un rato más remoloneando en el sofá mientras ves la televisión.

Así que lo primero que le recomendaría a alguien que no se atreve a dar el paso que le acercaría a sus objetivos sería ser sincero consigo mismo y plantearse si realmente está dispuesto a pagar el precio que implica lograr esos objetivos.

Si conseguimos ser honestos con nosotros mismos podemos lograr casi cualquier cosa.

Pero es importante entender que no hay ganancia sin perdida y que no hay perdida sin ganancia.

8. ÁNGEL ALEGRE

Ángel dejó su trabajo en Microsoft, para emprender en internet y poder viajar por el mundo.

“Hoy en día soy un hombre libre. Me gano la vida por Internet y todo lo que hago desde que me levanto hasta que me acuesto lo hago porque yo lo he decidido. Soy mi propio jefe y el dueño de mi tiempo, y eso me hace sentir muy bien”

No te pierdas su blog viviralmaximo.net

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

Aquellas actividades, tareas y acciones que estás acostumbrado a hacer y que por tanto te resultan cómodas.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Claro que sí. ¡Muchas veces!

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Para atreverme a salir de mi zona de confort, me ayudó mucho el hacer una lista objetiva de lo peor que me podía pasar si hacía eso que me resultaba tan incómodo. Cuando me di cuenta de que el riesgo no era tan grande como creía y mis miedos no estaban fundados, todo fue mucho más sencillo.

También me ayudó a dar el paso el ponerme a mi mismo en una situación en la que no tuviese más remedio que salir de mi zona de confort.

Por ejemplo, como no me atrevía a decirle a mi jefe que iba a dejar Microsoft (difícil), le escribí un e-mail diciéndole que se pasase por mi oficina cuando tuviese un rato porque tenía que decirle algo importante (mucho más fácil). Al día siguiente, cuando me preguntó por ese tema tan importante que quería tratar con él, no me quedó más remedio que salir de mi zona de confort y tener la temida conversación.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Sin duda es mucho más amplia que hace unos años, pero me gustaría seguir expandiéndola.

Como todo el mundo, sigue habiendo muchas cosas que me gustaría hacer, pero que me dan miedo o me resultan incómodas.

Ampliar tu zona de confort es una tarea de por vida, no algo puntual.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Le diría que piense en cómo se va a sentir dentro de unos años si finalmente decide no dar el paso. ¿Cómo se va a recordar a él mismo? ¿Va a estar orgulloso o decepcionado? Y que luego piense lo mismo en el caso contrario, si decidiese ser valiente.

Muchas veces nos preocupa demasiado el tener que hacer algo que nos resulta incómodo, y el pensar a largo plazo y poner las cosas en perspectiva nos hace ver que no es para tanto y que a la larga merece la pena.

9. JORGE JIMÉNEZ

Jorge Jiménez se describe como un hereje entusiasmado con dos misiones:

Una personal: Vivir una vida donde los sueños son posibles, una vida llena de pasión y aprendizajes. Dejar un legado alegre e inspirador.

Una profesional: Acompañar e inspirar a profesionales vocacionales que se atreven a desafiar el statu quo a través de su arte (profesión).

Su blog es: soyjorgejimenez.com

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

El lugar donde parece que pasan cosas, pero en realidad no pasa nada.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

La tenido que destruir. Pero de la destrucción, viene una reconstrucción. Y esa zona se ensancho mucho mucho, pero… De vez en cuando toca volver a destruir para seguir expandiéndome sin caer en viejos vicios.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Externos: bhua, en 2011 y 12 me salvaron la vida los audiolibros, y escuchar cosas diferentes como el programa de radio Luces en la Oscuridad. Estaba en un momento de esponja y absorbía todo tipo de conocimiento.

Internos: mis ganas de seguir hacia delante cueste lo que cueste, viese la luz al final del túnel o no.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Nos respetamos. Ella tiene su forma de vez las cosas y de sentir y yo, que soy más aventurero las mías. Creo que hasta somos amigos, y me da épocas de más relax antes de que vuelve a preparar alguna aventura loca, en ese momento, ella vuelve al cajón de los calcetines.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Que se ponga a dieta hipo-informativa y a dieta de personas tóxicas o que no quieren crecer y por ende, no les suele gustar que tú lo hagas.

Que contrate a alguien que le acompañe en su crecimiento, el camino es más rápido y con más aprendizaje si se hace con gente que se dedica a la trasformación del ser humano.

10. LEONARDO ARIAS

Leo es un ecuatoriano que vive en Ucrania con su familia. Es Coach estratégico y un emprendedor nato.

Su lema es simple: Muévete y da siempre el máximo para ser una persona de excelencia.

Tiene una página web, pero donde está pegando duro este 2017 es en su canal de youtube donde sube vídeos cada día y los suscriptores no dejan de aumentar.

¿Quieres saber por qué? Leonardo Arias.

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

La zona más incómoda que existe, porque si bien no hay retos, si bien no hay miedos, es una zona de desesperación silenciosa. Es una zona en la que quizá no estamos muy expuestos, pero a la vez sabemos que hay más y nos sentimos inconformes, porque queremos más, y por miedo a no perder lo poco que tenemos no nos exponemos.

Es la zona que garantiza que no vas a vivir a tu máximo potencial. Si te quedas ahí, ya has perdido.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

A cada segundo.

Me he condicionado a mí mismo a estar cómodo con lo incómodo. Si en algún momento me siento cómodo, busco retos con los que ponerme incómodo para retarme y pasar al siguiente nivel.

Mi meta es ser mi mejor versión posible momento a momento.

Si existe una zona de confort, yo estoy siempre al margen o fuera.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Cuando uno no quiere exponerse es porque tiene temores. Yo también tenía temores. Tenía miedo al qué dirán, al fracaso, a la crítica ajena, a no sentirme capaz, pero en el 2011 empecé a darle un giro a estos temas, a mi crecimiento.

Cuando pensaba en lo que quería lo veía muy difícil, porque lo veía como la persona que era en ese momento, pero no tenía en cuenta que con el paso del tiempo yo iba a crecer.

Entonces recursos internos: mi cabeza, mis hábitos, mi autoimagen, mi autoconfianza. Lo cual viene todo el autoconocimiento y conocer en lo que soy bueno y lo que me limita. Y enfocarme en fortalecer aquello en lo que soy bueno.

Como recursos externos nombraría la influencia de otras personas, el entender que puedo aprender de otras personas para avanzar. Puedo comprimir años y años de conocimiento al consumir materiales de otras personas. Incluso más allá, al ver cómo se comportan. Consumir a la persona, qué está haciendo para llegar donde ha llegado y modelar a esas personas. Su comportamiento, sus hábitos, todo.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Como ya dije, me siento cómodo con lo incómodo e incómodo con lo cómodo.

Me encanta exponerme. Hay prácticas físicas que he hecho para ponerme cómodo con lo incómodo. Retos con el emprendimiento, con mi cabeza, con mi físico, emocionales.

Me pongo incómodo para que cuando se presenten cosas incómodas no me sienta incómodo.

No siento que esté en una zona de confort. Vivo al margen y fuera de ella.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

El hecho de no dar el paso ya garantiza que no vas a llegar a ningún sitio. Si das el paso puede que llegues o no llegues.

El mejor consejo que te puedo dar es despreocúpate de que des el paso preciso o no. Toma un paso, porque dar el paso te va a poner en movimiento, y el movimiento te va a dar oportunidades.

Cuando alguien no quiere tomar el paso tiene que redefinir lo que significa tomar el paso. No hay paso correcto o incorrecto. Lo correcto es tomar el paso. Cuando da el paso, luego da el siguiente y el siguiente, y eso le da momentum.

Aunque esté buscando el sol del amanecer en el oeste, lo importante es moverse porque se va a encontrar con gente y con oportunidades. Incluso con oportunidades mejores.

Tengo una creencia personal de que todo lo que nos pasa es bueno. A veces no lo entendemos y lo percibimos como malo en el momento. Pero todo es bueno porque nos educa.

No tomar el paso ya te garantiza que vas a vivir una vida de desesperación silenciosa.

11. UBAY SERRA

Ubay es terapeuta y exentrenador de profesión, filósofo irremediable y viajero empedernido.

Un viaje de una semana a Cuba cambió su visión del mundo.

“Actualmente, llevo una vida nómada en la que combino a partes iguales mi trabajo y mis viajes por el mundo.”

No te pierdas su blog: viajealaesencia.com

  1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

La zona de confort es como una cama: resulta genial pasar un tercio del día en ella, pues te permite recuperarte, descansar y soñar con nuevos proyectos. Pero, si pasas todo el día (o la vida) ahí, acabas sintiéndote apático, desaprovechado y sin un músculo sano.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Por supuesto. Para llegar donde estoy he tenido estudiar, aprender nuevas habilidades y nuevos idiomas, mudarme al extranjero, superar mis límites y enfrentarme a mis miedos.

Cada una de estas cosas supuso salir de mi zona de confort.

Sólo puedes evolucionar, cumplir sueños y culminar proyectos saliendo de dicha zona.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Internos: tengo mucha fuerza de voluntad, espíritu aventurero y curiosidad. Ello facilita el salir de mi zona de confort. Sin embargo, cuando era más joven era muy rebelde, gamberro y anárquico. Ello me metió en muchos problemas. Pero esos mismos problemas generaron también valiosísimas lecciones y oportunidades que me permitieron mejorar.

Externos: mi familia siempre me apoyó económicamente, lo cual fue una ventaja, aunque mucha gente usa este hecho para aprovecharse y echar su vida (y su potencial) a perder. Pero la mayor ayuda fue que siempre me educaron para que creyera en mí y para que hiciera con mi vida lo que realmente me gustase.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Tengo la misma relación con mi zona de confort que con una bañera de hidromasaje. Me gusta usarla poco y el tiempo justo, porque si me excedo, me baja la presión arterial, me quedo atontado y se me arruga la piel.

Eso sí, disfruto cada minuto estando dentro de ella, y siempre estoy deseando usarla al final de cada día o proyecto de duro trabajo, pues me ayuda a relajarme, recuperarme y pensar en nuevas ideas.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

Decirles que sean conscientes de que todos sus sueños e ilusiones están fuera de esa zona. Y que todo lo que les permite crecer, evolucionar y hacerles felices también suele estar allí.

Tu verdadero camino requiere salir de la zona de confort. Y ello suele provocar dolor, miedo, rabia. A veces, ira, frustración, decepciones… Pero ello forma parte del juego de la vida; y cada lágrima derramada te aporta aprendizajes valiosísimos para ser mejor el día de mañana.

No escatimes en formación, pide ayuda cuando la necesites y usa el miedo como estímulo para la mejora, no como un freno que acabe por limitarte.

Al final, cualquier esfuerzo que hagas para salir de la zona de confort valdrá la pena, te lo aseguro. Así que, sigue tu corazón, decide tus objetivos y ve a por ellos.

11 + 1. HOMO MÍNIMUS

Homo Mínimus es uno de los blogs referentes de minimalismo existencial en habla hispana. Solo tienes que entrar al blog para darte cuenta de que estás en un espacio donde no se teme al vacío, al menos, no al vacío externo.

En el blog encontrarás posts filosóficos y otros enteramente prácticos que te darán una nueva perspectiva del mundo.

Homo Mínimus también tiene contenido en formato podcast que puedes encontrar en el mismo blog.

Echa un vistazo a homominimus.com

1. ¿Cómo definirías en 1 frase la zona de confort?

En tres frases:

1. La zona en la que vivimos la mayor parte del tiempo y en la que no debemos vivir siempre si queremos algún tipo de cambio.

2. La segunda fuerza más poderosa del universo es la inercia: la propensión de todo objeto físico a persistir en su estado de reposo o movimiento rectilíneo uniforme y de todo ser biológico a seguir haciendo lo que funcionó en el pasado.

3. La realidad existe porque nos devuelve el golpe. En forma de incomodidad y obstáculos.

  1. Para llegar a tu situación actual, ¿Has tenido que salir de la zona de confort?

Todas las mañanas al levantarme salgo de mi zona de confort.  Lo aconsejable es que la salida del confort sea deliberada, no obligada por las circunstancias. Es conveniente meterse en líos.

  1. ¿Con qué recursos internos y/o externos contaste para ello?

Capacidad de autorregulación. Entrenamiento diario en el gimnasio de la vida. Ideas claras. Responsabilidad personal.

Diario de gratitud.

Existencialismo filosófico aplicado: Nietzsche. Sartre, Kierkegaard, Heidegger, Albert Camus, Dostoievski, Tolstoi (recomiendo su relato ‘La muerte de  Ivan Ilich’), Victor Frankl (recomiendo ‘El hombre en busca de sentido’), Irving Yalom (‘Existential therapy’ y ‘Staring at  the sun: overcoming the terror of death’ ), Samuel Beckett(recomiendo sus obras teatrales  ‘La última cinta de Krapp’ y ‘Esperando a Godot’).

El libro de Carol Dweck ‘Mindset’.  Sobre la mentalidad fija y la de crecimiento. Una idea de la personalidad dinámica cambia todo. Si solo vas a leer uno de los libros que te recomiendo, elige este.

Mi blog es una herramienta para explorar las ideas del existencialismo en el contexto del minimalismo existencial.

Me han sido también de mucha ayuda las ideas de la atención plena (mindfulness) en un contexto no religioso, no espiritual y no metafísico. He aprendido que puedo vivir con las emociones “negativas” sin someterme a ellas.

La creencia de que hay pocas cosas valiosas en la vida en que el esfuerzo vaya unido a la recompensa inmediata.

  1. ¿Qué relación tienes actualmente con tu zona de confort?

Procuro sistemáticamente salir de ella.

Sigo los principios de la práctica deliberada de Anders Ericsson.

Intento mantener un sano equilibrio entre intensidad y recuperación.

  1. ¿Qué consejo le darías a quien no se atreve a dar un paso que le acercaría a sus objetivos, pero que está fuera de su zona de confort?

El que se deduce de esta frase de  Bertrand Russell: “Cuando uno ama apasionadamente la libertad, la justicia y la verdad, es posible que su bienestar no coincida siempre con su felicidad.”

CONCLUSIONES

¡BOOM!

Se acabó la motivación externa, ahora toca integrar lo que más te haya gustado y ponerte manos a la obra para conseguir tus objetivos.

Ya sabes que aquello que quieres y aún no tienes está fuera de tu zona de confort.

Quiero agradecer a todos los bloggers que han participado en el post por su tiempo, por sus palabras y por dejarnos conocerles un poquito más.

¡ES TU TURNO!

¡ANÍMATE Y DEJA TUS RESPUESTAS EN LOS COMENTARIOS!