Seleccionar página

Cuando oímos la palabra invertir, lo primero que viene a nuestra mente es la inversión en bolsa. Luego ya pensamos en bienes inmuebles, en fondos de inversión, depósitos o capital riesgo. Pero sin duda, la alternativa de inversión más popular es la compra de acciones.

Sin embargo, son pocos los que se atreven a dar el paso, y la razón es la siguiente:

  • Marta ganó 3.000€, en 3 días, invirtiendo en bolsa.
  • Juan perdió 5.000€ con sus inversiones en bolsa.

Si alguna vez has oído este tipo de afirmaciones, debido a que los humanos estamos programados para sobrevivir, seguro que le diste más importancia a la última, que a la primera.

Pero estos 2 enunciados son puras consecuencias, es decir, son el resultado de “algo”. Lo importante es conocer las causas. Por qué Marta ganó 3.000€ y por qué Juan perdió 5.000€.

Podrías preguntarte: ¿Estaban invirtiendo? ¿O estaban especulando? ¿Qué fue lo que les llevo a comprar acciones de esa determinada empresa? Etc.

Empecemos por el principio. ¿Qué ocurre exactamente cuando invertimos en bolsa?

¿QUÉ ES UNA ACCIÓN?

Saber qué es una acción es algo básico. (Si ya lo sabes, puedes ir al siguiente apartado).

Las empresas pueden adoptar diferentes formas jurídicas como son: Sociedad Limitada, Sociedad Anónima, Sociedad Colectiva, Cooperativa, etc. Cada una de las cuales tiene sus características particulares.

En este caso nos vamos a centrar en las Sociedades Anónimas, ya que son las únicas que pueden “salir a bolsa”.

Las Sociedades Anónimas reparten su capital social en acciones. Es decir, el dinero que aportan los socios al crear la empresa, se divide en acciones.

Para crear una Sociedad Anónima es necesario aportar un capital mínimo de 60.000€.

Si 2 socios crean a medias una Sociedad Anónima aportando un capital social de 100.000€, éste quedaría dividido en acciones. Por ejemplo, 10.000 acciones de 10€ de valor cada una.

Esto nos indica que una acción es una pequeña parte de una empresa. Cuando compras una acción, estás comprando una fracción de una empresa.

El valor de las acciones cambia con el tiempo. Si la empresa va bien, el valor de las acciones aumenta, mientras que si la empresa va mal, el valor de las mismas disminuye.

¿QUÉ ES EL IBEX 35?

Si ves las noticias (algo que no te recomiendo), te habrás dado cuenta de que cada día informan de si el Ibex 35 ha bajado o ha subido durante la jornada. Al acabar la semana vuelven a informar sobre cómo ha evolucionado, y ahora que acabamos de terminar el año, no dejan de repetirnos cómo ha evolucionado con respecto al año anterior.

¡AH! Y casi se me olvida, también nos volverán locos con las precisas predicciones de gente que dice conocer el futuro.

Lo que quiero decir con todo esto, es que doy por hecho que has oído hablar del Ibex 35, pero que es posible que no sepas qué es.

El Ibex 35 es el índice bursátil de referencia en España. Está compuesto por las 35 empresas (de ahí el 35) con mayor liquidez de las 4 bolsas españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia).

Es decir, que en España no solo puedes invertir en bolsa si compras acciones de empresas del Ibex, sino que pues invertir en empresas de las 4 bolsas mencionadas que pueden, o no, estar en el Ibex.

Es más, también puedes invertir en cualquier bolsa internacional como son el EURO STOXX 50 (bolsa europea) o el Dow Jones (Estados Unidos).

¿QUÉ NECESITO PARA INVERTIR EN BOLSA?

Es común pensar que para invertir en bolsa se necesitan cientos de miles de euros, ser un experto en finanzas y estar asesorado por los mejores.

Todo eso está muy bien, ya me gustaría a mí. Pero no es necesario.

Todo el que invierte en bolsa tuvo una primera vez, y nadie es experto la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que lo hace.

Yo misma estoy a años luz de ser una experta en bolsa, ni siquiera busco serlo, ya que para mí tan solo es una opción más, pero no la única. Cuando lo considere oportuno elegiré esta opción, y cuando no, elegiré cualquier otra.

Aquí te dejo 4 “cosas”  que necesitas tener para comprar acciones.

DINERO

Obvio, ¿Verdad?

Sin embargo, hay gente que se cree que puede ganar mucho dinero en bolsa invirtiendo 500€. Y si tú eres de los que piensan así, y conoces ejemplos de personas que lo han conseguido, me da igual, ya que aquí hablo de invertir y no de dar el pelotazo.

¿Puedes invertir 500€ en bolsa? Si ¿Te lo recomiendo? No.

Hablaré de la inversión mínima en bolsa en posts posteriores.

BRÓKER

Es posible que la primera imagen que te venga a la cabeza cuando oyes la palabra bróker sea la de un hombre de mediana edad, con corbata y que no para de comprar y vender acciones.

Está bien, algo es algo, desde luego que ese oficio existe. No obstante, aquí haré referencia a un bróker como institución, y no tanto como persona física.

Un bróker es una institución que organiza las transacciones de compra-venta de acciones entre un inversor y un vendedor. Y como la gente que trabaja en estas instituciones tiene la manía de comer todos los días, cobran unas comisiones por su trabajo.

Existen instituciones que se dedican exclusivamente a la compra-venta de acciones, por lo que suelen tener unas condiciones más ventajosas para el inversor. Aunque a día de hoy no he utilizado ninguna (ya he dicho que no era una experta).

Pero si quieres empezar poco a poco seguro que tu banco también ofrece el servicio de bróker y puedes hacer tus inversiones en bolsa desde allí, o desde cualquier otro banco si consideras que cuenta con unas condiciones más ventajosas para ti.

EMPRESA O EMPRESAS ELEGIDAS

Este punto es fundamental, puedes ir a tu banco y pedirle al comercial que te sugiera qué acciones comprar (poco recomendable), o puedes ir con las ideas claras (recomendable).

Es fácil caer en la tentación de pensar que el comercial del banco sabe más que tú. Y es posible que así sea, pero son tus finanzas, no las suyas. El tendrá su propio criterio y desde luego, puede equivocarse.

Hacer esto solo sirve para que en caso de que las cosas salgan mal, tengas a quien echarle la culpa. Cuando en realidad la responsabilidad de dejar TU DECISIÓN en manos de terceros habría sido 100% tuya.

Este paso de elegir en qué empresa invertir, puede que sea el más complicado de todos. Mi consejo es que si es tu primera inversión no esperes grandes resultados, las primeras veces que se hace algo siempre forman parte del aprendizaje.

Así que elige una empresa que esté haciendo bien las cosas, te guste y consideres que va a seguir aportando valor en el futuro. Ya irás perfeccionando la elección de tus inversiones con la práctica.

SANGRE FRÍA

Tampoco hacen falta torrentes de sangre fría corriendo por tus venas, ya que las inversiones en bolsa no deben hacer peligrar tu estabilidad económica, es decir, no debes comprar acciones con el dinero que necesitas para comer.

Tan solo te hace falta paciencia, pensar que es una inversión a largo plazo y que la bolsa no es una línea recta ascendente o descendente, sino que fluctúa cada minuto. Por eso, el periodo temporal en tan importante.

Fíjate en la tendencia que siguen tus inversiones a largo plazo, no en las fluctuaciones del día a día.

CONCLUSIONES

Este es el primer post, de una serie de tres, sobre inversión en bolsa. Te he dado unas pinceladas básicas sobre los conceptos básicos que debes conocer cuando te planteas tu primera compra de acciones.

Las variables a tener en cuenta pueden extenderse hasta el infinito, pero es la experiencia la que te irá diciendo cuáles te funcionan y cuáles no, en función de tus objetivos y de tu perfil como inversor.

¡CUENTANOS TU EXPERIENCIA

CON TU PRIMERA COMPRA DE ACCIONES EN LOS COMENTARIOS!

Recibe todos los posts de Emprender y Vivir en tu email completamente GRATIS.
¡Y llévate GRATIS la guía sobre finanzas personales de Emprender y Vivir!

100% libre de spam.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn